Educación a distancia – Mabe Luque (Emotional MAB)

por Mabe Luque

La educación ya no tiene fronteras. La coyuntura actual ha demostrado que, en muchos casos, es posible aprender a distancia si es que contamos con la tecnología apropiada y acceso a internet. Gracias a estos recursos hoy en día uno puede tomar clases independientemente del lugar en donde se encuentre. 

Ahora se cuenta con más de una modalidad virtual, tanto plataformas donde podemos encontrar materiales como videos, archivos, lecturas, ejercicios, etc., como clases “presenciales” o en tiempo real, en las que el instructor y los estudiantes acceden a ella simultáneamente.

El éxito de las sesiones depende de muchas variables más allá de la modalidad, como la materia que se esté enseñando, la estrategia pedagógica utilizada, los objetivos planteados y la motivación del estudiante. Es por ello que, si se trata de clases que anteriormente se ejercían de manera presencial, la adaptación debe ir más allá de colgar material en la web. Es un gran reto que sigue en constante trabajo y observación.

Desde una mirada general, la educación a distancia es una gran alternativa para quienes llevaban una agenda de vida diferente a la habitual. No obstante, hoy en día es poco viable llevar una clase en otra modalidad, haciéndolo obligatorio tanto para las instituciones como para sus clientes. Esta condición implica una gran ventaja, ya que ahora se puede acceder a certificaciones de grandes instituciones, desde clases introductorias hasta maestrías, en las que existen opciones para avanzar cada uno a su propio ritmo o seguir un currículo fijo con plazos establecidos. 

Sin embargo, es importante revisar algunos aspectos antes de suscribirse a uno de estos programas: 

–       Conocer las distintas opciones para evaluar cuál se ajusta mejor al estilo personal de cada uno.

–       Conocer los distintos centros que lo ofrecen y la validez de las certificaciones.

–       Si no es un centro o institución, evaluar de quién se recibe la información, ya que, así como el estudiante tiene un sinfín de posibilidades, también se abre un espacio para que cualquier persona, calificada o no, pueda impartir sus conocimientos.

–       Tomar en cuenta el sílabo y los objetivos del programa educativo, dado que esta modalidad requiere de mayor autonomía de parte del alumno.

Por otro lado, las preocupaciones de la educación a distancia surgen en lo que refiere a la educación escolar. Si bien existían programas de esta índole previos a la pandemia, la modalidad virtual es reciente para la gran mayoría de colegios, por lo que se requiere de una revisión más profunda. Por ejemplo, de la estrategia pedagógica, ya que es mucho más complejo captar la atención de los estudiantes si uno no está ahí. Los cambios deben venir desde el currículo, el sílabo y los objetivos planteados según las limitaciones que se encuentren. Es un gran reto porque, a la fecha, son muchos los colegios que se apoyan en una metodología tradicional, en la que el estudiante recae, gran parte del tiempo, en los conocimientos del docente y su supervisión.

Ahora, vemos a docentes que batallan en su día a día para lograr cumplir los objetivos del currículo y del desarrollo emocional de sus alumnos. El mismo Ministerio de Educación ha buscado distintas formas de adaptarse y llevar a cabo los cambios necesarios para asegurar que la educación vaya acorde a las limitaciones. En este sentido, muchos (por no decir la mayoría) estudiantes no cuentan con los recursos tecnológicos o acceso a internet para hacer de esta modalidad un aliado. En este caso, se tuvo que modificar la educación desde la raíz, teniendo en cuenta todas las otras variables que están en juego.

Por otro lado, la modalidad virtual cambia de un colegio a otro. Algunos colegios ya contaban con plataformas en las que existía un intercambio directo de recursos entre docentes y alumnos. Otros, se han visto obligados a crear plataformas y sistemas de envío de trabajos en un lapso de semanas, en las que los docentes también fueron capacitados para lograr sus objetivos. Esta es una carrera que aún no se vence, todos siguen instruyéndose y encontrándose en este espacio, conociendo nuevas estrategias y maneras de conectar muy distintas a las que han utilizado anteriormente. Sin embargo, todavía se espera que las clases se den a distancia, pero “presencialmente”, de manera que el docente guíe a los estudiantes a tiempo, que haya una intervención directa, un total manejo de los estudiantes y se obtengan los mismos resultados que en una clase frente a frente.

Como instructores, si se trata de una adaptación de material/sesión es importante revisar todo el programa instruccional, desde los objetivos, las dinámicas, las evaluaciones y los indicadores de logro.

Asimismo, existe una gran dificultad con el manejo de los estudiantes, por lo que es necesario adoptar un estilo más flexible. Para eso, habría que buscar otras maneras de conectar con ellos y dar indicaciones. Se pueden instaurar hábitos o rutinas tangibles para el estudiante, independientemente de su edad, para diferenciar también el espacio colegio-casa. En este aspecto, es de suma importancia la colaboración de los padres. En algunos casos su intervención es necesaria, lo cual puede convertirse en una gran ventaja al favorecer la relación parental. Sin embargo, también se requiere de una diferenciación entre reglas del colegio y de la casa, ya que, así como el teletrabajo se ha fusionado con las tareas del hogar, el espacio escolar está invadiendo el espacio personal y familiar.  

A partir de todos estos cambios, los estudiantes han demostrado haber adquirido mayor autonomía e independencia, porque adaptarse a esta modalidad implica poner en práctica otras habilidades, como la flexibilidad, la tolerancia y la resiliencia. Tanto los docentes como los estudiantes han aprendido a utilizar nuevos recursos. 

Aprovechemos la coyuntura para dar el salto educativo que estábamos buscando, fomentando la autonomía, flexibilidad, adaptación al cambio, conexión con uno mismo y buscando nuevos espacios para lograr una interacción social. 

podría interesarte

Cosas de la vida (Almudena Arribas y Daniella Picasso)

9 Julio, 2021

Asia ilimitada (Macarena Arribas- Fundadora de MAB)

9 Julio, 2021

“Grupos sociales” en el colegio (Macarena Arribas- Fundadora de MAB)

9 Julio, 2021

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar y mejorar toda tu experiencia con nuestro sitio web y nuestras herramientas. Al hacer clic en Aceptar, aceptas todas las cookies y tecnologías. Para obtener información adicional, consulta nuestra .